Sobre mí

Antes de describirme... ¿qué es Tea and Moustache Time?



Tea and Moustache Time es un blog personal de una steampunk que se topó con esta subcultura por pura casualidad. Realmente, no sé si fui yo quien encontró a este retrofuturismo o si el steampunk me encontró a mí.

Nacida en Huelva, he ido aprendiendo, junto a otros compañeros de aventuras, cosas de este maravilloso mundo alternativo. A lo largo de este blog plasmaré mi experiencia en el steampunk donde la maquinaria del engranaje, el vapor y los dirigibles surcan los cielos.

¿Cuál es el origen de Tea and Moustache Time?



Mi primer blog steampunk se llamó: "El Armario Steampunk". El nombre era horrible, lo sé, pero fue lo primero que se me vino a la cabeza pues, al principio, el blog trataba sobre la moda steam. 

Con el tiempo, me dí cuenta que hablar sólo del estilismo steampunk no me satisfacía, así que comencé a introducir reseñas sobre novelas, películas, etc. De esta forma nació Tea and Moustache Time (otro nombre igualmente terrible) Poco a poco le fui añadiendo post como entrevistas y promociones ya que en mi blog de cine lo hacía y me resultaba muy entretenido. Supongo que estos dos últimos elementos es lo que realmente distingue mi blog de otros; siempre me gustó ayudar a los demás y de paso, conocer a personas muy dispares e interesantes. Este nuevo blog no iba a ser menos.

Respecto al nombre, desde un principio quería ponerle uno que contuviera la palabra "steampunk" pero, para mi sorpresa, todos los nombres que se me ocurrían estaban cogidos. Pensé en elementos relacionados sutilmente con la subcultura que me gustasen, los añadí en la coctelera de mi cabeza y salió el dichoso nombre. Rarito de narices pero original es un rato. Hace poco intenté cambiarlo pero los administradores de Facebook no me dejan cambiar el nombre de mi página de esta red social así que, de momento, se quedará como está.


¿Quién soy?



Mi nombre es Victoria, nací en Andalucía a principios de los 80. Soy Licenciada en Derecho y actualmente, oposito para A1.

Me encanta el arte, el cine, el diseño y deseo ubicarme profesionalmente para retomar con más tranquilidad uno de mis vicios, la escritura. Sueño despierta, creando historias de todo tipo a todas horas; no hay momento en el que no se me ocurra una nueva aventura. No contemplo mi día a día sin oír algo de música: desde rock o gótica hasta grandes clásicos como Elvis Presley.

Mi defecto más destacado: ser excesivamente responsable. Suena raro pero la vida son dos días, tengo muchas cosas por hacer pero de las que disfrutaré cuando consiga mi objetivo (¿ves?)

Mi lema:

"El saber no ocupa lugar".

Experiencia como bloguer


Anteriormente tuve una web dedicada en exclusiva al cine donde, además de críticas, hacía reportajes, publicaba noticias, promocionaba proyectos cinematográficos y hacía entrevistas a actores y directores tanto del panorama nacional como internacional. Algunos de las personalidades que pasaron por aquel blog fueron: Marc Nadal, Verónica Echegui y Jean Claude Van Damme - ¡No es broma! -, entre otros.


entrevista-Jean-Claude-Van-Damme-palomitas-y-butacas
Aquí el figura del van Damme mientras le hacía la entrevista. Un tipo duro en sus películas y en la realidad


Debido a la alta responsabilidad que asumí y, especialmente, ante una posible oportunidad laboral, tuve que apartarlo durante un tiempo hasta que me decanté por hacer este blog con un toque más personal. Aún me cuesta mostrar al público mi vida diaria, poco a poco iré abriendo esta faceta, supongo que será la falta de costumbre.


Orgullo Friki


Soy mujer y soy friki. Desde que era pequeña me he diferenciado de mis compañeros de la escuela, era la “rarita” de la clase; característica que por los 80 era difícil sobrellevar y asentar.

Crecí viendo series como Bola de Dragón, Ranma ½, Caballeros del Zodiaco (esta serie la vi siendo tan pequeña que quiero verla de nuevo para recordarla, tengo algunos detalles en mi cabeza. Mis personajes favoritos eran: Andrómeda, Dragón y Escorpio; pero poco más), ese pequeño cabezón que me hacía reír Chicho TerremotoSailor Moon, Dragones y Mazmorras, ...





Sucediendo esto en mi más tierna niñez, no tenía dinero para comprar cómics, es más, no sabía donde se vendían. Esto sumado a que soy extremadamente responsable, hizo que dejara mi lado más friki apartado durante unos años aunque nunca perdía la posibilidad de ver películas como Star Wars, Superman, Batman, etc.

Llegó el instituto y quería recuperar el tiempo perdido como sea, me tuve que conformar con leer revistas gamers para estar al tanto de las últimas novedades de videojuegos. En mi primer año de carrera, me crucé con personas con gustos afines ¡por fin! Y me indicaron sitios de mi ciudad donde podría adquirir mis primeros ejemplares de X-men y así, hasta hoy, con la treintena sobre los hombros disfrutando de mis mangas, cómics, cosplay, merchandising y algún que otro ejemplar firmado.
Además, ya que en mi tierra se celebra el Carnaval, aprovecho esta festividad para lucir mi lado más friki.


Figuras de anime, cómics y wargames


Poseo menos de las que desearía pero no tener posibilidades para independizarme corta mucho las alas en este sentido, la falta de espacio es un problema.

Algunos piensan que son “juguetes” y, en consecuencia, coleccionarlas es considerado como algo infantil. A estas alturas de la vida, me da igual lo que piense la gente. No tener conocimiento sobre algo no debe ser significado de desprecio o insulto. No pretendo que compartan estos gustos ni que los entiendan,  simplemente que los respeten.

Para compensar la escasez de figuras, poseo unos cuantos ejércitos de El Señor de los Anillos y de Warhammer. Este tipo de juegos me gustan no sólo por su jugabilidad estratégica sino por la faceta del modelismo; la posibilidad de personalizar miniaturas de fantasía me fascina, todos los días se aprende algo nuevo.

Respecto a las de ESDLA, Tolkien es uno de mis escritores favoritos, tengo todos sus libros y no por la moda surgida a través de las películas de Peter Jackson aunque gracias a ésta, he podido conseguir la colección completa.


La influencia del Steampunk


Esta subcultura o cultura alternativa se introdujo en mi vida de la manera más simple posible: a través del buscador de imágenes de Google. Esto tengo que matizarlo. La moda victoriana (base del steampunk) siempre me ha llamado especialmente la atención, de hecho con solo trece años lucía mi primer corsé. La literatura de Julio Verne, Edgar Allan Poe, Bram Stoker o películas como Stargate fueron mi pan de cada día durante la niñez.

Fue precisamente hace unos años, para asistir a uno de los eventos manga más importantes de Andalucía, cuando me choqué con esta subcultura. En su segundo año, Mangafest presentaba un desfile de tribus urbanas, como no, me picaba la curiosidad por conocer algunas y buscando me topé con un vestuario muy singular que me resultaba harto familiar, hice “clic” en la imagen y leí en los detalles de la misma “Steampunk”; así, mi búsqueda se centró en esa nueva palabra, la cual, forma parte no sólo de mi vocabulario sino de mi vida. Ya convencida de mi vestuario para asistir al evento, diseñé el que sería el primero de una larga lista. En dos días hice de todo, incluido un monóculo. El resultado, a pesar de mis dudas, fue más que satisfactorio: la organización de Mangafest me invitó a desfilar junto con el resto de participantes, toda una bochornosa pero muy gratificante experiencia. A pesar de las fotos que me hicieron durante el desfile no se compartieron en la página oficial del evento, ¡lástima, hubiera sido un bonito recuerdo!


steampunk-victoria-van-lis-mangafest-tea-and-moustache-time
Esperando en la cola de Mangafest para entrar en el recinto. Ese año fui la única que vistió con un atuendo steampunk (que sepa. claro)


Después de este evento, busqué por Facebook. Para mi sorpresa encontré al grupo Steampunk Andalucía en el que tuve muy buena acogida.


En busca de la foto perfecta


La fotografía es una de las actividades que más me han gustado realizar desde la niñez. Mi primera cámara fue una de esas que hace mucho que no se ven, de las que utilizaban carrete, una Olympus Trip 35 con la que participé en varios concursos fotográficos. Nunca gané nada ya que resultaba difícil al participar junto a fotógrafos profesionales y sus espectaculares cámaras, cosa que para mí siempre fue lo de menos. El mero hecho de asistir al concurso con la cámara de mi padre era lo más importante.

Posteriormente, adquirí mi propia cámara: una Olympus Trip 200, más moderna que la anterior pero no mejor (al menos, el flash venía incorporado…)

Hasta el día de hoy, siempre he ido con una cámara bajo el brazo, eso sí, ya digital.


Mi espacio de Estudio


Mi habitación, mi zona de estudio más conocido como "cubil", el cual trato de mejorar cada día para facilitarme las cosas. Cúmulos de apuntes y libros comparten espacio junto a mis cómics, DVD, discos de música y figuras; pues, si tengo que pasar casi 24 horas aquí debo tener todo a mi alcance.


Gamer


Faceta que cuando termine mi formación recuperaré, lo prometo. Mi primera consola fue la Nintendo, aquélla que parecía una enorme caja de zapatos, con un par de juegos. Conservo todo, hasta la garantía y sigue funcionando. Más tarde, llegó la versión portátil, la Game Boy con la que disfruté de las primeras aventuras de Mario Bros una y otra vez.

Con los videojuegos a todo color tuve, durante un tiempo, la Dreamcast, esa gran incomprendida que tuvo un corto periodo de vida. Lástima, tenía unos gráficos impresionantes para aquella época. Mis juegos favoritos fueron los de lucha: Dead or Alive y Tekken.


dead-or-alive
Imagen del juego en plena acción, Kasumi era de mis pjs favoritos


Si tengo que destacar alguna plataforma, debo decir el PC. Gracias a un ordenador personal he disfrutado de horas y horas de juego con: Diablo, Praetorians, Age of Mythology o World of Warcraft; por indicar algunos.


Trailer de World of Warcraft: Lich King (para mi, la mejor expansión del wow)


Diseño Web


Otra cosa que siempre me ha atraído desde que tengo uso de razón es la informática, sobre todo el diseño web.

Mis primeros pinitos con un ordenador fueron con el sistema operativo MS -Dos. Con  Windows y las primeras líneas de internet, descubrí un nuevo mundo, aún tenía dientes de leche cuando comencé a manejar lo que consideraba mi “Caja de Pandora” del conocimiento.

Actualmente, manejo el idioma HTML prácticamente sin problemas dentro de lo que esta plataforma (blogger) me permite.


CV Steampunk


Engranajes, vapor y lámparas de gas: mi espina clavada


Lo digo sin tapujos: "tengo una espina clavada". Cuando cambié el nombre del blog al actual fui haciéndome conocida entre la comunidad steampunk andaluza. Casualidades de la vida, uno de los autores del blog y revista Engranajes, vapor y lámparas de gas es andaluz y me ofreció la oportunidad de ser uno de sus autores. A pesar de que me hubiera encantado tuve que rechazarlo. 

Este blog personal lo hice como "desahogo" mientras preparo las oposiciones. El tener un blog propio me permite escribir cuando tenga tiempo libre. Así que no pude comprometerme a escribir el número mínimo de artículos por mes que se exigía para formar parte del grupo de Engranajes, vapor y lámparas de gas. Hubiera sido una experiencia genial el compartir mis conocimientos con otros y aprender al mismo tiempo de mis compañeros de redacción ¡Quién sabe! Si cuando termine con los estudios vuelve la revista, estaría encantada de formar parte del equipo.


Primeros "pinitos" como modelo steampunk y Premio al Mejor Vestuario


Un año después de mi improvisado desfile en Mangafest, asistí a las I Jornadas Retrofuturistas de Mairena del Alcor, mi primer evento steampunk.


i-jornadas-retrofuturistas-mairena-del-alcor-steampunk
Cartel del evento: I Jornadas Retrofuturistas de Mairena del Alcor (2014)


Allí conocí en persona a algunos miembros de la comunidad steampunk andaluza, los cuales ahora son amigos y compañeros de viaje de este movimiento. Para mi sorpresa mi "outfit" les gustó mucho a los presentes, tanto es así que me concedieron el premio al mejor vestuario del evento.

Fue aquí donde comencé a posar para los fotógrafos. Como en la mayoría de este tipo de eventos, había un photocall y me invitaron a posar. Nunca pensé que haría algo así porque no me gusta ese "postureo" ante una cámara; soy de las se ponen detrás de ella y no delante. Lo confieso, me siento incómoda y ridícula, no me gusta nada ser el centro de atención. Cuando quise darme cuenta, estaba rodeada de todos los fotógrafos profesionales que asistieron y estuvieron haciéndome fotos durante más de media hora ¿Qué no te lo crees? Pues ahí tienes la prueba:


i-jornadas-retrofuturistas-mairena-de-alcor-blankagi-photografy
Fotografía de "BlankaGi Photografy". Cuando me dí cuenta no pude evitar reírme, la escena me resultó curiosa...


No obstante, los fotógrafos me facilitaron mucho las cosas, especialmente Curro Aurioles (clic en su nombre si quieres visitar su web) que derrochó su simpatía conmigo y hoy en día lo considero un gran amigo.


steampunk-i-jornadas-retrofuturistas-mairena-de-alcor-aurioles-photo- victoria-van-lis-tea-and-moustache-time
Fotografía de Aurioles Photo realizada durante las I Jornadas Retrofuturistas de Mairena de Alcor (2014)



A partir de ahí, cada vez que asistía a un evento posaba en los photocalls y desfilaba para participar en los concursos de vestuario. A pesar de que no volví a ganar premios, muchos fotógrafos comenzaron a ponerse en contacto conmigo para hacer sesiones de fotos fuera de estos eventos. 

A decir verdad, no me considero, ni mucho menos, modelo alternativa o modelo steampunk pues supongo que el modelismo es un faceta más de nuestra subcultura. 

Cada vez que hago una sesión con un fotógrafo profesional lo hago desde el cariño, para ayudar a que esa persona descubra una nueva posibilidad en el mundo de la fotografía y de paso, me llevo unos bonitos recuerdos.

No me considero modelo (...) lo hago desde el cariño.



Colaboración con SteampunkGoggles.com 


Desde que abrí mi cuenta de Instagram (@victoriavanlis) he conocido a otros steampunks de todos los rincones del globo.

Gracias a las fotografías que comparto en esa plataforma, me han ofrecido participar desde sesiones de fotos en Australia hasta colaborar en el diseño de goggles steampunk. Actualmente puedes ver algunas de las goggles en las que he aportado mi granito de arena en la tienda online de: www.steampunkgoogles.com